15.7 C
Mexico City
viernes, julio 19, 2024
spot_img

Anselmi libra la malaria y Cruz Azul gana en debut en el Apertura 2024

Fecha:

Bryan Gamboa ingresó de cambio al 93 y anotó el gol del triunfo para los celestes

En una noche que prometía emociones en el Estadio Ciudad de los Deportes, Cruz Azul recibió a Mazatlán con la esperanza de sumar desde su debut en el Apertura 2024 su primer triunfo del torneo. Los celestes, dirigidos por Martín Anselmi, enfrentaban un desafío adicional: la ausencia de sus delanteros estrellas, Giorgos Giakoumakis y Gabriel Fernández, ambos lesionados. Sin embargo, la esperanza no se perdía entre los aficionados.

El primer tiempo inició con un ritmo vertiginoso para Cruz Azul. Apenas a los 15 minutos, el arquero de Mazatlán, Hugo González, ya había sido probado en múltiples ocasiones. Disparos peligrosos de Alexis Gutiérrez e Ignacio Rivero, junto con un mano a mano fallido de Uriel Antuna tras un pase exquisito de Alexis, mantenían al público al borde de sus asientos. La falta de puntería y la ausencia de los goleadores fueron evidentes.

El Mazatlán bajó la batuta del experimentado Víctor Manuel Vucetich, comenzó a encontrar su ritmo. Aprovechando los espacios dejados por Cruz Azul, Mazatlán lanzó contragolpes precisos que pusieron en apuros a la defensa celeste. Ramiro Árciga y Luis Amarilla tuvieron oportunidades claras que milagrosamente no terminaron en gol gracias a las intervenciones de Kevin Mier y la mala puntería de los delanteros cañoneros.

A medida que avanzaba el segundo tiempo, la tensión en el campo aumentaba. Cruz Azul seguía intentando, pero el gol se resistía. La expulsión de Camilo Cándido al minuto 75 por una patada a Bryan Colula, tras una revisión del VAR, complicó aún más las cosas para Mazatlán. Esta decisión generó un ambiente de mayor presión y expectativa.

Con el tiempo agotándose y el marcador sin cambios, Anselmi decidió dar entrada a un joven talento desde la banca: Bryan Gamboa. La apuesta fue arriesgada, pero en el fútbol, a veces, el riesgo trae recompensa. Y así fue. En el minuto 93, cuando el empate parecía inevitable, Gamboa encontró el balón en el área tras una asistencia de Andrés Montaño y lo envió al fondo de la red. El estadio estalló en júbilo.

El gol de Bryan Gamboa no solo significó tres puntos vitales para Cruz Azul, sino también un respiro y un envión anímico para el equipo y su afición. De igual manera, la victoria permite a Martín Anselmi ganar tiempo para trabajar con sus refuerzos y preparar al equipo para las jornadas por venir.

spot_img

RECIENTES