miércoles, octubre 20, 2021

Cae más del 50% venta de libros por pandemia

La industria editorial en México tuvo una caída en la comercialización de libros impresos de 50 por ciento a tasa anual, por el cierre de librerías y puntos de venta de textos, por la suspensión de actividades no esenciales por la pandemia, en comparación con la primera semana de 2020 que fue de alrededor de 20 por ciento, indicó el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa.  

Luego de hacer un llamado a las secretarias de Cultura y de Hacienda y Crédito Público para que instrumenten medidas emergentes en la cadena productiva del libro, el legislador requirió que ambas dependencias propongan una estrategia  para su reactivación.

El legislador perredista señaló que antes del brote de la pandemia y del confinamiento social en México, 96 por ciento de las ventas de la industria se realizaba en librerías. El cierre de establecimientos agravó la situación de la industria editorial, que  pone en riesgo de quiebra a  un 60 o 70 por ciento de ellos.

Informó que editoriales como Era, Almadía y Sexto Piso pusieron en marcha una campaña de donaciones para contar con recursos para seguir operando. Sellos y casas editoriales de escritores como José Emilio Pacheco, Sergio Pitol, Fernanda Melchor, Eduardo Antonio Parra, Valeria Luiselli o Elena Poniatowska.

En México, apuntó el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, a partir del cierre de las tiendas se dejaron de comercializar 200 mil ejemplares cada semana.

Recordó que, el 23 de abril pasado, la Red de Librerías Independientes (RELI), que agrupa a más de 40 establecimientos de libros usados, informó que sus ventas cayeron 75 por ciento, por lo que hicieron un llamado a las autoridades para reactivar la ley del precio único del libro y aprobar la tasa cero para librerías y todo lo que se consume en ellas.

Al aclarar que no sólo implica cerrar comercios, sino prescindir de auténticos centros culturales, Mancera Espinosa dijo que como medida para solventar sus gastos y nómina, algunas de las editoriales y empresas han recurrido a estrategias como la venta de bonos que se harán válidos cuando concluya la emergencia.

La industria editorial en México tuvo una caída en la comercialización de libros impresos de 50 por ciento a tasa anual, por el cierre de librerías y puntos de venta de textos, por la suspensión de actividades no esenciales por la pandemia, en comparación con la primera semana de 2020 que fue de alrededor de 20 por ciento, indicó el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa.  

Luego de hacer un llamado a las secretarias de Cultura y de Hacienda y Crédito Público para que instrumenten medidas emergentes en la cadena productiva del libro, el legislador requirió que ambas dependencias propongan una estrategia  para su reactivación.

El legislador perredista señaló que antes del brote de la pandemia y del confinamiento social en México, 96 por ciento de las ventas de la industria se realizaba en librerías. El cierre de establecimientos agravó la situación de la industria editorial, que  pone en riesgo de quiebra a  un 60 o 70 por ciento de ellos.

Informó que editoriales como Era, Almadía y Sexto Piso pusieron en marcha una campaña de donaciones para contar con recursos para seguir operando. Sellos y casas editoriales de escritores como José Emilio Pacheco, Sergio Pitol, Fernanda Melchor, Eduardo Antonio Parra, Valeria Luiselli o Elena Poniatowska.

En México, apuntó el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, a partir del cierre de las tiendas se dejaron de comercializar 200 mil ejemplares cada semana.

Recordó que, el 23 de abril pasado, la Red de Librerías Independientes (RELI), que agrupa a más de 40 establecimientos de libros usados, informó que sus ventas cayeron 75 por ciento, por lo que hicieron un llamado a las autoridades para reactivar la ley del precio único del libro y aprobar la tasa cero para librerías y todo lo que se consume en ellas.

Al aclarar que no sólo implica cerrar comercios, sino prescindir de auténticos centros culturales, Mancera Espinosa dijo que como medida para solventar sus gastos y nómina, algunas de las editoriales y empresas han recurrido a estrategias como la venta de bonos que se harán válidos cuando concluya la emergencia.

Te puede Interesar

Publicaciones Relacionadas

Más Recientes

Cuando la tecnología nos da miedo

Para el director mexicano, el temor principal es el tener malas experiencias y el único antídoto contra ello es tener una IA responsable. Es decir, imparcial y justa, interpretable, robusta y segura, con una gobernanza adecuada y legal, ética y moral.

Entrega Xochimilco animales de alta calidad genética

*449 familias son beneficiadas con el programa de animales de corral y traspatio. La Alcaldía Xochimilco entregó animales de corral y traspatio a 449 familias...

Transformarse con conciencia, reto de la industria de la belleza

La industria de la belleza busca recuperar los niveles de crecimiento que traía del 6.8% antes de la pandemia, ya que sectores como el...