miércoles, octubre 27, 2021

Judas y toritos, tradición que busca mantenerse vigente como parte de Semana Santa

Carlos Arredondo, es un artesano cartonero de 27 años, oriundo de Santiago Tepalcatlalpan, Xochimilco. Desde muy temprana edad y de forma autodidacta, comenzó a experimentar con materiales y técnicas para realizar alebrijes. Durante toda su trayectoria no ha contado con enseñanza formal, no obstante, ha logrado perfeccionar su técnica y estilo que le ha permitido consolidarse como uno de los mejores cartoneros de la zona.

Para Carlos, la cartonería es arte efímero, sobre todo, cuando se trata de los Judas y de los toritos, porque es una gran inversión de tiempo en su manufactura para que desaparezcan en pocos minutos. Sin embargo,  “esto de los Judas es temporal, son uno o dos meses de trabajo pero cartonería hay todo el año, ya sea para fiestas patronales, para fiestas infantiles, para un regalo, la cartonería tiene una infinidad de usos”, comenta.

Este artesano, desde hace varios años, participa en el Desfile y Concurso de Alebrijes que organiza el Museo de Arte Popular en las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México, del que ha sido merecedor de dos menciones honoríficas  los años 2016 y 2018. De igual manera, ha ganado dos veces el segundo lugar del Gran Premio de Arte Popular del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (FONART).

Para las tradicionales quemas de Judas, realiza entre 20 y 22 figuras que pueden ser demonios, charros  o reproducciones de personajes políticos del momento. Para la manufactura de monigotes de dos metros de altura se ocupan tres varas de carrizo y aproximadamente de dos kilos de papel. 

Entre las figuras más destacadas que elaborado se encuentran un Judas de 10 metros de altura que estuvo en exposición en Jardines de México en el municipio de Jojutla, Morelos; y más recientemente, una reproducción de la cabeza de la Estatua de la Libertad de dos metros de altura. 

Este año sus figuras irán al Museo del Pulque y las Pulquerías, el Festival del Pulque y a que la quema de Judas de Santa Rosa Xochiac en la colonia Santa María la Ribera en la Alcaldía Cuauhtémoc.

A pesar de su corta edad, Carlos es todo un personaje al que recurre gente de toda la Ciudad de México y de otros estados. “ El torito” es un personaje orgullosamente xochimilca.

Carlos Arredondo, es un artesano cartonero de 27 años, oriundo de Santiago Tepalcatlalpan, Xochimilco. Desde muy temprana edad y de forma autodidacta, comenzó a experimentar con materiales y técnicas para realizar alebrijes. Durante toda su trayectoria no ha contado con enseñanza formal, no obstante, ha logrado perfeccionar su técnica y estilo que le ha permitido consolidarse como uno de los mejores cartoneros de la zona.

Para Carlos, la cartonería es arte efímero, sobre todo, cuando se trata de los Judas y de los toritos, porque es una gran inversión de tiempo en su manufactura para que desaparezcan en pocos minutos. Sin embargo,  “esto de los Judas es temporal, son uno o dos meses de trabajo pero cartonería hay todo el año, ya sea para fiestas patronales, para fiestas infantiles, para un regalo, la cartonería tiene una infinidad de usos”, comenta.

Este artesano, desde hace varios años, participa en el Desfile y Concurso de Alebrijes que organiza el Museo de Arte Popular en las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México, del que ha sido merecedor de dos menciones honoríficas  los años 2016 y 2018. De igual manera, ha ganado dos veces el segundo lugar del Gran Premio de Arte Popular del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (FONART).

Para las tradicionales quemas de Judas, realiza entre 20 y 22 figuras que pueden ser demonios, charros  o reproducciones de personajes políticos del momento. Para la manufactura de monigotes de dos metros de altura se ocupan tres varas de carrizo y aproximadamente de dos kilos de papel. 

Entre las figuras más destacadas que elaborado se encuentran un Judas de 10 metros de altura que estuvo en exposición en Jardines de México en el municipio de Jojutla, Morelos; y más recientemente, una reproducción de la cabeza de la Estatua de la Libertad de dos metros de altura. 

Este año sus figuras irán al Museo del Pulque y las Pulquerías, el Festival del Pulque y a que la quema de Judas de Santa Rosa Xochiac en la colonia Santa María la Ribera en la Alcaldía Cuauhtémoc.

A pesar de su corta edad, Carlos es todo un personaje al que recurre gente de toda la Ciudad de México y de otros estados. “ El torito” es un personaje orgullosamente xochimilca.

Te puede Interesar

Publicaciones Relacionadas

Más Recientes

Inicia en Azcapotzalco operaciones Gas Bienestar

Con 208 mil cilindros vendidos hasta ahora en su arranque en la alcaldía Iztapalapa, este miércoles la Jefa de Gobierno de la Ciudad de...

Entrega Xochimilco láminas y polines a familias en situación vulnerable

• Más de 200 familias beneficiadas. Con la finalidad de apoyar a 252 familias en situación de vulnerabilidad, la Alcaldía Xochimilco, a través del programa...

Detienen a hermanos colombianos extorsionadores en Iztacalco

Agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvieron a dos hermanos de origen colombiano que se dedican a extorsionar a personas con el método de préstamo “gota...